‘Julio César’ regresa al norte y desembarca en el Niemeyer el próximo viernes

  • La obra, dirigida por Paco Azorín, se representará en el Auditorio del Centro Niemeyer el viernes 13 de junio, a las 20:30

El Centro Niemeyer acoge el próximo viernes, 13 de junio, a las 20:30, en el Auditorio, la obra de teatro Julio César, dirigida por Paco Azorín.

Mario Gas, en el papel de Julio César; Sergio Perís-Mencheta, como Marco Antonio y Tristán Ulloa, como Bruto, son los protagonistas de esta producción en la que también intervienen José Luis Alcobendas (Casio), Agus Ruiz (Casca), Pau Cólera (Decio), Carlos Martos (Metelo), y Pedro Chamizo (Octavio).

La obra de Paco Azorín se estrenó en el Teatro-circo de Murcia, y después ha sido representada en grandes escenarios como el Teatro Romano de Mérida, el Festival Shakespeare de Barcelona y el Teatro Romea, en Murcia.

Han sido muchas las ocasiones que Julio César ha sido llevada al cine y representada en los escenarios teatrales nacionales y del extranjero, pero pocas con una escenografía y reparto similar. Paco Azorín, su director, pone el acento en “nuestro montaje, en las palabras, en su fuerza poética y evocadora, y, de manera muy especial, en su capacidad provocadora, en su potencial para modificar el ánimo y alterar la conducta de los que la escuchan”.

Julio César es una obra eminentemente masculina y castrense: los hombres, la guerra, y el poder, que cambia de manos a través de un golpe de estado.

En este sentido, el espectador comprueba cómo, por ejemplo, las dictaduras militares se adueñaron de América Latina a lo largo del siglo XX, como reaccionaron al periodo colonial, en busca de la libertad del pueblo frente al invasor imperialista de siglos atrás.

En palabras de Paco Azorín “creo firmemente en la oportunidad y conveniencia de la lectura en clave contemporánea (aunque no únicamente actual) de Julio César, en un momento claro de banalización del lenguaje y de pérdida de valor de las palabras y, por lo tanto, de las ideas”.

La propuesta de espacio escénico está basada en un elemento vertical de gran importancia simbólica: un obelisco. En este sentido, el elemento obelisco resulta especialmente significativo en el escenario, no sólo como símbolo del poder, sino también como metáfora reveladora de la hegemonía que cambia de manos a lo largo de los tiempos.

Si bien en los dos primeros actos el obelisco funciona como referente de verticalidad e inmovilismo, en una clara alusión al reinado de Julio César, en los dos últimos, dicho elemento cae despedazado al suelo para ser un símbolo más de la guerra civil que enfrenta a los romanos tras la muerte del protagonista.

Las entradas tienen un precio de 22 euros y están disponibles en la Casa Municipal de Cultura de Avilés, las recepciones del propio Centro y de Laboral Ciudad de la Cultura en Gijón, en www.cajastur.es, en el 902 106 601 y en cajeros cajAstur Tiquexpress.

Más información en este enlace

Sobre Redacción

avatar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

A %d blogueros les gusta esto: