“Recuerdos de la infancia feliz” en el Centro Ruso de Madrid

  • Recuerdos de la Infancia Feliz” se podrá visitar hasta el 30 de julio, en el Centro Ruso de Ciencia y Cultura (Calle Atocha, 34 – Madrid).
  • Por primera vez en España se presenta una exposición de estas características, es decir, que aborda la infancia soviética desde dos perspectivas: la contemporánea y la histórico documental.
  • Masha Koval, autora del proyecto y cerámica, Yulia Yeremina, sombreros y pintura, y Pavel Ignatiev, escultura, son los autores de esta exposición.

 El Centro Ruso de Ciencia y Cultura (Calle Atocha, 34) acoge la exposición “Recuerdos de la Infancia Feliz”, un pionero proyecto artístico dedicado a la infancia soviética y todo lo que acontecía a su alrededor desde dos perspectivas diferentes: por un lado, artistas contemporáneos rusos que han creado sus propias obras a partir de la iconografía soviética; y por otro, la vida cotidiana de la época representada a través de objetos de la época, fotografías de archivos familiares y personajes de animación soviéticos.

El objetivo de esta exposición reside en acercar a la sociedad occidental y, en concreto, a la española, la cultura y la educación soviética infantil que centraba grandes esfuerzos en los más jóvenes. De hecho, la infancia feliz era un gran tópico de la época. Los típicos slogans “lo mejor para los niños” o “los niños son nuestro futuro” estaban presentes en todos los sitios oficiales, en los colegios, en las instituciones infantiles, etc.

En este contexto, los autores de la exposición nos presentan sus diferentes puntos de vista a través de su obra. Por un lado, Masha Koval expone cerámicas inspiradas en la simbología soviética, como por ejemplo Cheburaska, el gran protagonista de la exposición, un mítico personaje de la animación soviética, que se convirtió en un emblema nacional ruso en la época postsoviética.

Por otro lado, Yulia Yeremina, diseñadora de moda, va a exponer su propia interpretación de la Budiónovka, el emblematico gorro soviético del Ejercito Rojo que ha elaborado explícitamente para esta exposición. Además, Yulia se estrena como pintora con algunos cuadros inspirados en esta infancia soviética.

Y por último, Pável Ignátiev, reconocido escultor ruso, autor de numerosas obras, entre ellas el monumento en bronce de 3 metros de altura al primer arquitecto de San Petersburgo Domenico Trezini, que se acaba de inaugurar este año en San Petersburgo. En esta ocasión, nos presenta Pionero-Fantasma, una escultura que representa el pañuelo rojo de la organización política juvenil de los Pioneros y que simboliza los fantasmas, miedos y psicosis de la época estalinista.

Todos los interesados podrán disfrutar de esta pionera exposición hasta el próximo 30 de este mes en el Centro Ruso de Ciencia y Cultura (Calle Atocha, 34. Madrid) en horario de lunes a viernes de 15h a 21h y sábados de 10h a 14h.

“Recuerdos de la Infancia Feliz”

Centro Ruso de Ciencia y Cultura. Calle Atocha, 34 – Madrid

Horario: L-V: 15h- 21h / S: 10h-14h

Hasta el 30 de julio

Entrada libre

 

 

 

Sobre Redacción

avatar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

A %d blogueros les gusta esto: